Es bueno decirlo en el día de HOY con todos los titulares de los diarios de Argentina y el resto del mundo:
MURIÓ ALFONSÍN un demócrata de los últimos años de la Democracia Argentina que tanto nos costó conseguir, y nos cuesta mantener.
Pero, señores y señoras, NO es el “Padre de la Democracia Argentina”. Sencillamente, porque 30.000 almas de rostros que buscan destinos, están clavados en la memoria de los que supimos luchar, vivir, sufrir, morir, y volver a vivir en la DEMOCRACIA que le arrancamos a los señores de la muerte: LA ÚLTIMA DICTADURA MILITAR…y en ese logro, definitivo, para las futuras generaciones TODOS fuimos huerfanos de PADRES Y MADRES…Y eso lo saben muy bien aquellos partidos que golpearon seguido “Las puertas de los cuarteles, o pactaron felices pascuas, o se abrazaron en Olivo con la continuidad del modelo neoliberal, o callaron cuando el país en plena crisis del 2001, dejaba a hijos sin padres o a hermanos sin hermanos, en una cantidad de 30…”

Que en Paz descanse, con todos los honores, Dr. Raúl Alfonsín…

Anuncios