No se trata de mirar el Siglo XXI por el ojo de la cerradura. Pero es importante señalar que el “periodismo mundial y tradicional” empieza a entender que no se  pueden quedar afuera de la casa que tiene calefacción.
La revista NewsWeek lo sabe muy bien, y no se queda atrás en su interés (Argentino) por saber si los “niños políticos sudacas son igualados a Barack Obama”.
“…Cristina Kirchner registró su página (www.cristina.com.ar) cuando todavía su esposo, entonces presidente de los argentinos, meneaba la incógnita y decía en sus discursos que el candidato a sucederlo iba a ser pingüino… o pingüina. Puede comprobarse en los archivos oficiales, el 16 de mayo de 2007, en nic.com.ar, la página oficial que administra la Cancillería y autoriza el uso de los nombres de todos los sitios de la Argentina. No importa si el político en cuestión sabe o no transitar por los carriles cibernéticos, si vive o no pendiente de sus mails, si está en Facebook o si confunde a Twitter con un nuevo electrodoméstico.
Hoy los estrategas de campaña, por unanimidad, consideran a la Web como una herramienta que no puede ser omitida en la construcción de una candidatura. Esta realidad, en un principio, resultó difícil de digerir para aquellos dirigentes mayores de 50 años, acostumbrados a la eficacia de la arenga en los actos multitudinarios.
Sin embargo, todos los candidatos tuvieron su sitio propio en los comicios presidenciales de 2007. Sin excepción. Roberto Lavagna (www.presidentelavagna.com fue el primero en publicar opiniones exclusivas sobre temas calientes en YouTube. De hecho, el ex ministro de Economía importó esta modalidad, utilizada en Europa y Estados Unidos. La Casa Blanca y Downing Street  tienen hace tiempo su canal en YouTube para comunicar sus acciones de gobierno…”
(*) Lee aquí la nota de Ana Gerschenson (NewsWeek) en su totalidad: CLICK AHORA
(*) Fuente: Revista NewsWeek versión Argentina
Nota central sobre los políticos en la Web: Por JUAN MORRIS

 

Anuncios