En Estados Unidos a veces, sólo a veces, la memoria se convierte en una cárcel que no deja salir a la impunidad.
Y ellos, y sobre todo él, lo sabe muy bien:
“…Dos tercios de los estadounidenses quieren una investigación sobre los presuntos delitos de la  administración Bush, incluida la tortura y escuchas telefónicas sin orden, un EE.UU. 
Una encuesta de Gallup muestra. Cuarenta por ciento de los encuestados le gustaría que haya pruebas criminales; una cuarta parte prefiere la investigación sin la posibilidad de cargos criminales. Y aún más-70% de los encuestados dijo que el gobierno debería examinar las denuncias de que funcionarios de la administración trató de utilizar el Departamento de Justicia con fines políticos. 
Algunos legisladores ya han llamado para las investigaciones. Presidente del Comité Judicial del Senado Patrick Leahy propuso una “comisión de la verdad”, diciendo: 
“Tenemos que llegar al fondo de lo que pasó y por qué.” Su homólogo Cámara apoya un movimiento similar. La administración de Obama no ha descartado una investigación, pero “mi orientación general, es decir, vamos a hacerlo bien adelante”, dijo el presidente…”
(*) Fuente USA Today – Traducción Google-
La mejor respuesta a la impunidad de la administración Bush fue por parte de un Senador Republicano:
“…Si cada administración comenzó a examinar de nuevo lo que antes hizo cada administración, no habría fin. Esto no es América Latina…”
(Senador Republicano Arlen Specter)
Anuncios