¡¡¡Manos a la obra…que llegó la hora de cambiar…!!!
Sólo será un segundo más en el universo de la política mundial. Un segundo que se parece a miles de ojos, gritos y golpes en rostros afro-americanos y esclavos sin destino.
Un segundo como plegaria para las ansias dormidas en socavones, o enterrados en tumbas NN de algún pueblo sureño.
Un segundo para soñar que los hombre son todos iguales. Incluyendo aquellos que tienen poder.
Un segundo para vomitar humanidad en los zapatos de los “señores del dinero y las finanzas”.
Un segundo para sentir el aire fresco de la revancha, en medio del corazón, de los desafortunados.
Sólo un segundo…nada más…pero algo es algo…

(*) Editorial de Jorge Lanata: “Esperanza” (Diario Crítica) – aquí-

Anuncios