“Hay días que sólo el micrófono es la mirada esperada. Te mira como pidiendo limosna, y se esconde como para escupirte el alma.

Hay días que las cuatro paredes del estudio son una cueva que cobija al oso agazapado. La radio es una prostituta que te invita a la cama, y te dice al oído: “esta noche no te cobro el trabajo mi vida…”. Claro, la radio también es vida.
Son segundos que se convierten en comida. Una a una se alteran para señalar críticas, deseos o miserias.
La radio es un Mc Donald con la camiseta del Palacio de la Moncloa. Es una caricia entre tu deseo reprimido y la necesidad de escupir tu bronca cotidiana.
La radio es aire. Un aire con olor al cemento dormido, en calles mojadas, o esquinas alquiladas.
La radio es “la puta madre QUE NOS PARIÓ”. Y somos hijos agradecidos.
Es esa melodía que se comparte con el mate recién cebado. Y es la “birra” que supimos conseguir en el kiosco de la esquina.
La noche es su compañera algo más que la refinada mañana. Cargamos el arma con municiones pesadas, y sólo disparamos unas cuantas sin que se despierten los anunciantes.
La radio es pasión. Es la mano de Diego ante los ingleses. Y es la misma mano en el culo de su “nueva” novia.
Diego es radio. Porque lo vistió Victor Hugo, entre el vómito de Bernardo, y los elogios a destajo de Fernando.
Tarde o temprano ellos se convierten en los mencionados. Y los mencionados se creen que son la radio.
Tontos de creer en lo escuchado. Se habla para decir, pero se guarda silencio cuando se habla.
La radio es tu hermana. La más turra de la cuadra. La que se acuesta con todos, pero se casa de blanco.
La radio es vida. Y la vida es todo. Porque sin radio…para que carajo vivimos”
Dady Rubio – “Apología radial” (dedicado a los muchachos de La Tribu FM)

Desde La Tribu fuimos premiados por los organizadores de los Media Awards “Every Human Has Rights” por la investigación denominada “El cuerpo soy yo”.
La producción radiofónica aborda la problemática del tráfico de mujeres para la explotación sexual en la República Argentina.
Ha sido seleccionada junto a otras 30 realizaciones gráficas, radiofónicas, audiovisuales y de soporte web, entre 482 trabajos recibidos de 108 países.
Media Awards “Every Human Has Rights” es un premio público que sucede en el marco del 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
Los resultados oficiales de los premios serán anunciados en breve por la decisión de un jurado independiente internacional y por el voto del público. El 6 de diciembre será la entrega de premios en París.
Podés escuchar y votar por La Tribu haciendo click aquí.

Posdata desde FM SUR:
“Gracias por decir con la pasión lo que el sistema esconde debajo de la alfombra…Y a resistir, que falta poco para barrer el último escombro”
Anuncios