“…Los líderes mundiales se reunieron en Nueva York para asistir a la 63º Asamblea General de las Naciones Unidas. Su miembro más reciente es Fernando Lugo que fue investido el mes pasado como presidente de Paraguay. Fernando Lugo ha sido sacerdote y tiene mucho conocimiento de la teología de la liberación. Lo llamaban “el obispo de los pobres” y era conocido por organizar manifestaciones contra el gobierno y luchar por los derechos de los campesinos. Tras renunciar a su cargo de obispo a finales de 2006, participó en la campaña electoral y ganó las elecciones con una plataforma orientada a la reforma agraria y a la lucha contra la corrupción…”
Nuestra colega, ahora liberada por el sistema represivo Busheano, entrevistó al Presidente de Paraguay y el video no deja dudas a un “tiempo en donde el hombre nuevo será luz de bendición entre los que no tienen voz….”
Fernando Lugo señalaba en la entrevista:
AMY GOODMAN: A usted lo llamaban “el obispo de los pobres”, ¿piensa ser el presidente de los pobres?
FERNANDO LUGO: El presidente de todos los paraguayos, en primer lugar, sin exclusiones. Pero si hay que tener preferencias, serán los indígenas y los más pobres del país que siempre estuvieron excluidos de todos los proyectos y programas de la Nación.
JUAN GONZÁLEZ: Poco después de que usted tomó posesión de la presidencia, hubo informes de un intento de golpe, un intento de derrocarlo por parte de algunos líderes clave del gobierno y de las fuerzas armadas. ¿Qué ha pasado respecto de esas acusaciones? ¿Y usted teme algún otro intento en su contra?
FERNANDO LUGO: Yo creo que actualmente a nadie se le va a ocurrir en ningún país de América Latina hacer un golpe de estado, y menos aún con la participación militar. La experiencia de UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas), una experiencia nueva, una experiencia solidaria de países que vivimos al Sur del continente, que tenga una agilidad para reaccionar ante eventos de esta naturaleza, dentro de la región, va a ser fundamental.
Yo creo que Paraguay, la clase política paraguaya, estuvo acostumbrada a conspirar constantemente, y a los que detentaban el poder durante más de sesenta años les cuesta hoy día decir y entender que ya no están en el poder. Les cuesta perder el privilegio, por eso intentarán de algunos modos…pero creo que es recuperar la institucionalidad y, al mismo tiempo, fortalecer la democracia en el país el gran objetivo, hoy día, de nuestro gobierno….(Ver la entrevista, y escuchar con los ojos liberados de opresión…que así sea)
* Material para Notianza de parte de Democracy Now ! – derechos reservados- septiembre 2008
Anuncios