“El presidente George W. Bush habló a la Convención Nacional Republicana, en St. Paul, Minnesota, indicando que el candidato presidencial del partido, John McCain, está listo para ser el próximo comandante en jefe de la nación…” (News VOA)
Si esta es la seguridad de Bush para nombrar a su sucesor. Entonces señores es hora de disparar para salvarnos del derrumbe.
Las declaraciones de George, en pantalla gigante en la Convención Republicana, no hacían otra cosa que lograr finalmente “el abrazo del oso a McCain”.
Mientras tanto Amy Goodman, que de republicanos y demócratas sabe un rato largo, señalaba en su último editorial el “olvido de los muchachos amigos de Barack Obama”.
Su editorial se denominó: “La pobreza es el verdadero escándalo”. Y señalaba lo siguiente…
“Se suponía que el ex senador John Edwards iba a pronunciar un discurso en la Convención Nacional Demócrata en Denver. También se suponía que Elizabeth Edwards, su esposa, iba a hablar en la convención. La pobreza era su enfoque. Pero no están aquí porque John Edwards tuvo una relación extramatrimonial. ¿Será que ahora los demócratas se van a olvidar de la pobreza?…(continua el editorial)”.

Posdata desde el sur: Se supone que “los gendarmes del mundo occidental y cristiano” tenían dos caras (republicanos y demócratas) de una misma moneda. Lamentablemente cada vez la moneda se convierte en un billete falsificado…

Anuncios