Venezuela está decidida a ser “el nuevo socialismo del siglo XXI” en latinoamérica. Y para ello no se anda con vueltas. Ahora le toca el turno al cemento: ¿Lo sabrá Loma Negra por acá?.

* Las penas son de nosotros…pero el cemento de mis casitas es mio…*
(Reuters News)
Posdata en el país de Chavez: Tras casi 10 años en el poder, Chávez enfrentará en noviembre unas complicadas elecciones regionales que son clave para su futuro. Analistas preven en esos comicios una erosión de su amplia mayoría debido a los numerosos problemas que aquejan a los venezolanos, como la inseguridad, la corrupción y el alto costo de la vida.
Encuestas muestran que las nacionalizaciones son bien vistas por la mayoría pobre del país, base del poderío electoral de Chávez y a la que ha destinado numerosos programas sociales y ayudas estatales, financiados gracias a los ingentes recursos petroleros.
El mandatario quiere que las cementeras, junto con la acería Sidor, le ayuden a mejorar la infraestructura y a paliar el fuerte déficit de viviendas por el que el Gobierno está recibiendo fuertes críticas… (Reuters news/ Venezuela)

Anuncios