Se supone que CFK, su marido NK, y sus “muchachos morenistas” desarrollaban un gobierno que se había separado de la clase media, y media alta, por señalarse, ida y vuelta, a los mismos como la “reencarnación de la Oligarquía del siglo XIX”.

El “medio pelo” de Jauretche, se había convertido en una moda a la usanza campestre junto a la Sociedad Rural y la Federación Agraria.
La biblia y el calefón, junto a las “vaquitas ajenas de Yupanqui”, y el “estatuto del peón de Buzzi”. El mejor exponente gráfico de ello era el diario La Nación y sus editoriales multicolores. ¿Pero entonces que pasó?…

* Llegó la hora del “gataflorismo” como pedido de perdón o acomodo de ocasión *

<…Según un estudio de la consultora Prefinex, los trabajadores, jubilados y beneficiarios de planes sociales con ingresos bajos se benefician en promedio con $ 110 mensuales cada uno con subsidios estatales a la energía, el transporte, los alimentos y los planes sociales.
Quienes tienen ingresos medios o altos, en cambio, son beneficiados en promedio con $ 180 mensuales que salen de las arcas públicas. En el primer grupo hay 15,6 millones de personas; en el segundo, 6,6 millones.
El informe proyecta que en 2008 el Estado destinará 47.232 millones de pesos en transferencias al sector privado.
De ellos, la mayor parte ($ 21.426 millones) se destinará a subsidios a la energía. Luego aparecen los subsidios al transporte ($ 6151 millones), alimentos ($ 3666 millones) y planes sociales ($ 3100 millones). El resto ($ 12.889 millones) son partidas sin identificar.
De los 34.343 millones de pesos en subsidios identificados, 20.327 millones (59,2%) llegan de una manera u otra -tarifas domiciliarias de gas y electricidad congeladas, alimentos más baratos, boletos económicos en colectivos, trenes y subtes- a personas con ingresos inferiores a $ 2000, ubicadas en el quintil 1 y parte del 2 en la pirámide de distribución del ingreso. Otros $ 14.016 millones (40,8%) benefician a quienes ganan más de $ 2000 mensuales, un dato que habla de la regresividad de este recurso.
Los únicos subsidios que cumplen con su cometido de redistribuir riqueza a los sectores menos favorecidos en un 100% son los planes sociales (si no se consideran los planes, el porcentaje de subsidios destinados a los sectores de bajos ingresos se reduce al 55%)…> (La Nación)
El editorial de “La Nación” firmado por Oliver Galak derrocha comprensión para los más humildes, como si se tratara de la publicación “Evita Montonera”, y señala:
(La Nación)
Posdata desde el zoológico: Como diría Diego, “a este gato le tomaron la leche…”

Anuncios