A ver…por un instante imaginemos esta escena: “Un hombre regresa a su casa después de una noche de fiesta desenfrenada, alcohol y mujeres. En la puerta de su casa lo espera su mujer que se quedó despierta con su cara de separación terminante. Lo mira con ojos de fusilamiento, y le dice: – Ahora que ya jodiste…O cambias o te vas de casa atorrante !!!.

El tipo la mira como quién se encontró con su fantasma, y le dice (con palabras entrecortadas): – Pero vieja…sólo fueron unas copitas con los muchachos…O acaso no tengo derecho a festejar un aumento de mi sueldo.
La mujer, que mira con desconfianza y descolocación, le dice que no puede festejar de esa manera, y que mañana (después que se le pase la resaca) van a hablar del aumento.

El tipo suelta un suspiro, como un ánima que se libera de su entierro, y se contesta para adentro: -Maaaa siiii, si no me dan el aumento, no importa….total quién me quita lo bailado…”

Y la realidad, del día después, de los anuncios del gobierno de la Presidenta Cristina, no podían ser más parecidos a la “resaca”, que a la verdad de aquél que sabe que nadie “le quita lo bailado…”
Busqué las tapas de diarios, revistas, y opiniones vertidas como reguero de pólvora, para sostener el editorial anterior que señalaba: “OÍD SEÑORES…LAS RETENCIONES SIGUEN VIGENTES…AUNQUE VAYAN AL CONGRESO…”

Me encontré con la tapa del diario Crítica (de Jorge Lanata): SIGAN PARTICIPANDO…. Pensé que el editorial de anoche (al pie de terminado los discursos) había apuntado a lo correcto, cuando señalaba que el cartelito que sostenía en la mano Hebe de Bonafini, en el Salón Blanco de la Casa Rosada, era la síntesis más perfecta del discurso de la presidenta: NI UN PASO ATRÁS…

Pero Alfredo Zaiat me dejó mucho más tranquilo, y aportó aún más:

“…Por eso, para ansiosos analistas que todavía piensan que lo que hoy se discute son las retenciones, vale recordar que el Congreso ya debatió el tema en la Cámara de Diputados pocos días después del anuncio que desató esta tormenta.

Como fue publicado el domingo en el suplemento Cash de este diario, ya se votó y no precisamente a favor de los intereses sojeros: Expediente 920-D-08. Proyecto de Ley. Retenciones al Agro. Derogación de las resoluciones M y P 125/08 y 141/08. Creación de una mesa de diálogo bicameral en el ámbito del Congreso de la Nación.

Fue una sesión sobre tablas del 27 de marzo pasada, bajo la presidencia de Eduardo Fellner, a la 1.27 de la madrugada, con un resultado de la votación nominal contundente: de los 257 diputados, estuvieron presentes 173, y 132 votaron en general por rechazar el proyecto que proponía eliminar el sistema de retenciones móviles implementado hacía apenas dieciséis días.
Hubo 26 votos a favor y 13 abstenciones. O sea, que con más de dos tercios de los votos presentes, una Cámara del Congreso ratificó la vigencia, constitucionalidad y utilidad de las retenciones móviles.
Ahora volverán a ser debatidas luego de un agotador proceso donde se partieron aguas.
Estos casi 100 días de lockout agropecuario explican por qué lo que antes pasó inadvertido adquiera en estos momentos de máxima tensión otro significado y también un resultado incierto.
La intensidad de la presente puja política y su desenlace es el simple y contundente motivo que desafía al sentido común de por qué no se anunció antes y por qué las retenciones móviles serán debatidas nuevamente en el Congreso…”
Si para muestra hace falta un botón, INFOBAE señala lo siguiente:
“…El proyecto, que ratifica la resolución que estableció las retenciones móviles y contempla la conformación del Fondo de Redistribución Social, comenzaría a ser debatido en Diputados la semana próxima. Alberto Fernández dijo que el Parlamento “no” puede modificar la ley
La iniciativa, que ingresó la noche del martes pasadas las 20 por la mesa de entradas de la Cámara de Diputados, sería girada a las Comisiones de Agricultura y Presupuesto de la Cámara baja, que serán las encargadas de iniciar la discusión la próxima semana.
La medida – anunciada por la Presidente Cristina Kirchner – contempla la ratificación de la resolución 125 que puso en marcha el esquema de retenciones móviles, preve la conformación del Fondo de Redistribución Social y determina que el Ministerio de Planificación será el responsable de las obras. Sin embargo, según las palabras del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, el Parlamento “no” puede modificar la ley de retenciones móviles que envió el Gobierno porque el Código Aduanero indica que “es una facultad del Ejecutivo”…

El triunfo del gobierno fue llevar el conflicto del terreno anárquico al electoral (institucional)…

Si Nestor Kichner hubiera ladrado, como Delía lo hizo anteriormente, en la conferencia de prensa para anunciar el acto en Plaza de Mayo. Con seguridad Alfredo de Angelis sería HOY el Subcomandante Marcos.
Bastó un par de “definiciones políticas y chicanas medíaticas a los medios presentes” para colocar luz verde en el conflicto más prolongado de los últimos tiempos.

“SI NO GUSTA ESTE GOBIERNO Y SU POLÍTICA…ENTONCES SEÑORES PREPAREN UN PARTIDO Y VOTEN POR EL…”

Si la democracia es un sistema que posibilita creer que las cosas que se realizan desde el Poder, son en beneficio del Pueblo, y no el Gobierno de este. Entonces en el día de ayer, el Gobierno se hizo pueblo, para llevar al terreno electoral, e institucional, la disputa de “intereses” que construían poder en oposición a este gobierno, pero desde un “campo de operación anarquizado”.
El gobierno no sólo no dio UN PASO ATRÁS, sino que caminó unos cuantos adelante, y tomando la iniciativa montó el escenario INSTITUCIONAL (pero no modificable) del envió de las retenciones móviles al Congreso.
Por lo tanto lamento decirle a los muchachos del diario La Nación que su análisis de los sucedido ayer, no es sólo un deseo, sino que por ahora es parecido a UN IMPOSIBLE con toda la resaca…

Dady Rubio (periodista y Director de Aluvión Blogs Alternativos)
Junio 2008

Anuncios