Mi estimado Luis Felipe Sapag “os respondo vuestro comentario”, a propósito del editorial, “Una joya de la historia: Sapag y Lanusse…un solo corazón”:

Soy Luis Felipe, hijo de Felipe Sapag. Una pregunta y una solicitud:
Pregunta: ¿De dónde sacaron esa información, el acta que dicen que escribió Elías Sapag sobre sus gestiones entre Perón y Lanusse? Tendrían que decirlo, porque así parece inventada.
Solicitud: Si pueden mencionar la fuente de varias de las fotos que publican en el blog, o sea, mi página web (http://www.sapag.com.ar/).
Gracias.


En primer lugar, nobleza obliga, la foto que cierra la nota es de vuestra página oficial. ¿Oficial de la familia Sapag o sólo un aporte a la historia de la familia desde tu rol de “único” familiar que conoce el manejo del ciber-espacio?.
No voy a responder desde mi profesión, o ideología, o como Director de Aluvión Blogs Alternativos (en donde se encuentra NotiAnza), reponderé como un simple ciudadano al que le agrada “saber y descubrir” ese mundo – que seguro compartimos – que se llama “Internet”.
No es fácil conocer de nuestra historia nacional. Se debe a que “no” coincidimos en los “historiadores” que la estudian y cuentan.
Es decir…serán “oficialistas” o “revisionistas”, “enciclopedistas” o “modernos”, en fin, sólo una mirada de los momentos de nuestro desarrollo como país.

“La historia es una hermosa prostituta que no elige cliente a la hora de cobrar. Sólo te cobra la utilización que hagas de ella”, y en ese sentido “las fuentes, a veces, son tan ficticias como las realidades”.

Vuestra familia tiene mucho de “realidades” y “ficciones” en su haber, como protagonismo en nuestra “historia” política como Nación.
Se trata de ver con “cuántos ojos contamos” o simplemente “escuchar las voces que siempre estuvieron en silencio”.
Si debo dar un ejemplo, permiteme -con todo mi respeto- darlo de ti, para entender mi trabajo periodístico o la construcción de este Blog.
Si pregunto por Luis Felipe Sapag, las respuestas son variadas como las fuentes de información. Obtendré “información” cercana a la realidad (en todo caso de fuente segura), o cercanas a la “ficción” ( en todo caso de novela).
Estando en “internet” el camino “oficial” de fuente segura se me acorta demasiado con tu página oficial: http://www.sapag.com.ar/

Y allí, encuentro: “…Nací en Cutral Co, Provincia del Neuquén, Patagonia Argentina, el 3 de diciembre de 1947. Tengo cinco hijos y soy Ingeniero Industrial recibido en la Universidad Nacional del Sur, de Bahía Blanca, con especializaciones en Organización Industrial, Investigación Operacional, Economía, Ecología, Gestión e Informática.
También soy Mágister en Ciencia, Tecnología y Sociedad, posgrado obtenido en la Universidad Nacional de Quilmes.
He terminado de cursar el Doctorado en Ciencias Sociales de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y estoy escribiendo mi Tesis de Doctorado…”

Con seguridad, después de terminar tu tesis, recibiste el reconocimiento, como uno de los miembros de “la familia Sapag” que más tiempo dedican a su especialización profesional. Y si no…yo lo hago desde este Blog.
Pero, como uno de los pocos, sino el único, “estudioso de la familia Sapag”, cuando pregunto por tu “actuación en política y en el aspecto empresarial” las voces son tan contradictorias, como las “miles de aclaraciones” que todavía se deben dar. O tu mismo das:

“…En 1981 adquirí la empresa Parquet Neuquén SA, dedicada a la industrialización y comercialización de la maderas, con interesantes negocios de exportación.
Con el tiempo agregué el negocio de la construcción y, con nuevos socios, en 1984 la empresa se transformó en Técnicas Constructivas Industrializadas SA (TCI SA), la que, con modernos métodos de edificación, llegó a construir más de 3.000 viviendas.
El éxito de la empresa y mi compromiso político molestaron a ciertas personas poderosas, que iniciaron en 1992 un pertinaz proceso de acoso judicial.
Se sucedieron varios juicios cruzados que recién terminaron en el 2006, pues el mantenimiento del estado de sospecha fue, evidentemente, el objetivo político de los acusadores.
La falta de sustancia de las querellas quedó demostrada en todas las causas, en las que, tanto la empresa como las personas acusadas, quedamos absueltos.
En el camino, TCI SA ha desaparecido como ente productivo, no así la nuestra honorabilidad…”

Viste que la “historia” es siempre…hermosa… y prostituta. No olvidar.
Pero volviendo, al motivo “original” de estas lineas de respuesta a vuestra inquietud, debo señalar dos aspectos que creo son fundamentales, para entender la construcción de esa nota:

* El primer aspecto es saber que los “periodistas como los historiadores” sólo cuentan el 30 por ciento de los que saben. Se supone que el restante 70 por ciento, “no está chequeado” o “es de fuentes dudosas”.


* Desde Truman Capote hasta Rodolfo Walsh la “novela de ficción” es la verdad de lo que sucede, o sucedió, con licencia literaria. En mi caso, siempre la utilizo.

Hay, estimado Luis Felipe, un “tercer aspecto” encubierto, u oculto, que subyace en nuestra historia permanentemente: La verdad que no se cuenta por “silencios cómplices” o “información que no saldrá a la luz por destrucción de sus fuentes directas (protagonistas)”.
En el caso de lo expresado como “de puño y letra” por “el emisario de Lanusse”, es interesante preguntarle a los realizadores de la página de internet: http://www.peronvencealtiempo.com.ar/
Y más exactamente a los muchachos de “Prensa Nacional Alternativa”, que son quienes se dedican a “archivar documentos del General Perón”, desde la ortodoxia y la derecha peronista.

Como verás mis fuentes, en este caso en particular, no van con mi ideología pero suman a los “aspectos” antes mencionados.

Claro que hay más información al respecto desde la palabra del mismo Juan Domingo Perón. En el libro “La Patria Sublevada” de Alfredo Silletta se señala:

“…En julio de 1972 se producirá el jaque mate al gobierno de Lanusse. Perón declarara a una revista que el gobierno ha tenido una serie de reuniones entre junio de 1971 y abril de 1972 para sobornarlo y para que no acepte ser candidato.
Como prueba de esos contactos muestra una serie de cintas de sus conversaciones con el coronel Cornicelli y un memorando firmado por Elías Sapag, por el cual se le ofrecían cuatro millones de dólares a cambio de que no lanzara su candidatura para las futuras elecciones…”

Bueno, estimado Felipe Sapag (hijo), con usted hice lo que todo periodista no debe hacer: “revelar algunas de sus fuentes más directas, si es que no son una “cuestión de Estado o seguridad nacional”.
Debo creer que este Blog no es una cuestión de “seguridad nacional o cuestión de Estado”, en todo caso de su “curiosidad personal” o familiar.
En dicho caso, le agradezco su preocupación…

Dady Rubio (periodista y Director de NotiAnza)

Anuncios