Y bueno la niña se casa con un joven, hijo de un señor que anda en helicóptero por los techos de la Casa Rosada, pero con seguridad la manzana del pecado: ¿Se la habrá comido él…?, se deberá convertir en una bella plegaria para los desafortunados (y celosos) mortales que la admiramos.
El “Gabo” García Marquéz también fue un Adán de sueños cuando cayó en la admiración de esa cantante con pelo azabache, que llegaría a ser la cantante pop más importante de latinoamérica y del mundo.
¿Me quedará bien la hojita…de laurel..che?
Anuncios