El Día del Orgasmo Global Sincronizado, una apuesta surgida de los norteamericanos Donna Sheehan (77) y Paul Reffell (56), una pareja de pacifistas que, reciclando aquello de “Hacé el amor y no la guerra” y sumándolo a la idea de que “Cuando todos los chinos a la vez salten, el mundo temblará”, planean para este sábado la segunda edición de su gran propuesta orgásmica.

Esos viejitos piolas, a los que dan ganas de adoptar como abuelitos, te recuerdan que en la década del 60 además de la idiotez de Vietnam y la maravilla del Rock también le daban parejito al sexo…claro que sí…

La idea es coordinar todos los orgasmos posibles a las 3.08 horas del 22 de diciembre, día del solsticio de verano. La intención es “lograr un cambio positivo en el campo energético de la Tierra mediante el mayor aporte posible de energía biológica, mental y espiritual”, contribuyendo a luchar por la paz, contra el calentamiento global y por la justicia social y de género.
La propuesta tiene base científica, aportada por la Universidad de Princeton, cuyo Proyecto Conciencia Global (Global Consciousness Project), “controla una red de Generadores de Números Aleatorios repartidos por el planeta, que registran los cambios de la aleatoriedad durante acontecimientos mundiales”, explicaron Donna y Paul. “Los resultados muestran que la conciencia humana puede tener efectos medibles sobre la materia y la energía durante eventos presenciados por millones de personas, como por ejemplo el 11-S y el tsunami del Océano Índico.
También se han podido registrar cambios durante sesiones masivas de meditación u oración. El Campo de Punto-Cero o Campo Cuántico rodea y forma parte de todo lo que hay en el universo. Puede resultar afectado por la conciencia humana, de igual modo que la simple observación de una partícula subatómica cambia el estado de la partícula”.
“El orgasmo te da una sensación increíble de paz mientras ocurre y también cuando ya terminó”, dijo él.
“Tu mente se queda en blanco, como en estado de meditación. Y las meditaciones en masa han logrado cambiar las cosas” (continúa nota en Ciudad.com)

Bueno muchachos es hora de hacer una contribución global y humanitaria….a sincronizar los relojes, la cama, los geles, y por supuesto la pareja…coño…!!!
Anuncios