BubbleShare: Share photosDelicious Christmas Recipes.

(Source Journal “Black River”)> “… The movie lasts 37 minutes and synthesizes a life, sealed a message and commitment in establishing a demand for justice.
In eight months of the murder of Carlos Fuentealba their students presented with a short history teacher who two years ago was elected “king” of CPEM 69 neighborhood Basin XV.
The projection was made on the avenue Olascoaga, last night, on a giant screen during 37 minutes established a magnetic contact with the more than 600 people who were located next to the monument of Mother, between the beds, on the asphalt, in the cord and on the sidewalk.
Lloraron boys who were students of the teacher, his fellow school, her daughter Camila who was among the public and even the little that they earn their living on the streets, perhaps attracted by the real shooting of the policemen who were on the canvas, the subject came up stage.
Following are hooked and moquearon with the life and death of a teacher who never knew.
The event yesterday was one of the largest made so far and the closing film was shot by the boys of third, fourth and fifth year of school now for a couple of months called Carlos Fuentealba … ”

(Fuente Diario “Río Negro”)> “…La película dura 37 minutos y sintetiza una vida, sella un mensaje y establece un compromiso en reclamo de justicia.
A ocho meses del asesinato de Carlos Fuentealba sus alumnos presentaron un corto con la historia del maestro que hace apenas dos años fue elegido “El rey” del CPEM 69 del barrio Cuenca XV.
La proyección se hizo en la avenida Olascoaga, anoche, en una pantalla gigante que durante 37 minutos estableció un contacto magnético con las más de 600 personas que se ubicaron junto al monumento a la Madre, entre los canteros, sobre el asfalto, en el cordón y en la vereda.
Lloraron los chicos que fueron alumnos del maestro, sus compañeros del colegio, su hija Camila que estaba entre el público e incluso los chiquitos que se ganan la vida en la calle que, tal vez atraídos por los disparos reales de los policías que se veían sobre la tela, llegaron hasta el particular escenario.
Después se engancharon y también moquearon con la vida y la muerte del maestro al que nunca conocieron.
El acto de ayer fue uno de los más extensos realizados hasta ahora y el cierre fue la película filmada por los chicos de tercero, cuarto y quinto año del colegio que desde hace un par de meses se llama Carlos Fuentealba…” (SiGuE La nOtA…)

Anuncios