“El dueño del Casino del Hotel Huemelen, es el mismo que compró el Marbella y el Games con ese hotel que costará más de 3 millones de pesos…Es decir que se monopoliza el juego en Zapala con sus salas de juego, pero lo más sorprendente es que el dinero puesto en la campaña de Jorge Sapag por parte del dueño real comienza a dar frutos…”

Podía ser el comentario de un tipo con whisky en mano, a altas horas de la madrugada, en un bar céntrico de la ciudad. Un bocón más del partido gobernante, que se jacta de tener contácto con los “de arriba”.

Todo sonaba de ficción o de “hacerse la fama” y nada más…hasta que surgió el siguiente comentario:

“Los dueños verdaderos residen en Santa Cruz (risita)…el tipo es la mano derecha, en negocios de Kirchner, o acaso no conocés boludo a Lopecito (Cristobal Lopez)…”

Entonces surgió la duda y comenzaron los informes:

Diario Río Negro (2 de Junio de 2007)

VIEDMA (AV).- El empresario kirchnerista Cristóbal López adquirió Tecno Acción -empresa ligada a Altec- y obtuvo la cesión de contratos del manejo de juegos de azar en varias provincias, incluyendo a la Lotería de Río Negro.
Casino Club -que pertenece a López- se incorporó como fuerte accionista de Tecno Acción. Se estima que esta última factura por año entre 40 y 50 millones de pesos por el servicio de informatización para las loterías, a los que accedió por convenios cedidos por Altec.
López es un patagónico dedicado al negocio del juego y es dueño de Casino Club, con 12 casinos (ocho en la Patagonia) y 10 salas de tragamonedas. Además, el empresario es el mayor accionista de la petrolera Oil M&S -que se presentó en las licitaciones convocadas por Río Negro-, de Olivares del Sol -que explotan 3 mil hectáreas de aceite de oliva-, así como también de firmas inmobiliarias, recolección de basura y de transporte.
Por otra parte, compañías vinculadas a López adquirieron hace dos años, a través de la sociedad inversora South Mineral, el 64,11% de las acciones de la planta de soda solvay de Alpat.
Un documento interno de la firma, al que accedió “Río Negro” tiempo atrás, informa acerca de la sociedad inversora que adquirió este alto porcentaje del capital empresarial.
En Neuquén, López maneja el transporte urbano de pasajeros, a través del grupo Indalo. En Comodoro posee una firma similar: “Transporte Comodoro Rivadavia SA”.
Su consolidación empresarial se concretó con la llegada de Néstor Kirchner al gobierno de Santa Cruz. Ya con Kirchner en Casa Rosada, López logró una fuerte expansión, especialmente con la instalación de cerca de 2.000 tragamonedas en el Hipódromo de Palermo, explotado por Hapsa.
En la compra participó Casino Club y Hapsa pero también Intralot SA, una firma griega que es la segunda firma mundial en “el sector de la automatización de apuestas en Loterías y deportivas”.
La operación -que se habría concretado entre 20 a 25 millones de dólares- representó un cambio empresarial de Tecno Acción, excluyendo al grupo financiero de Capital Markets Argentina, que manejaba la familia de Pablo Cairoli.
El yerno de Cairoli, el mexicano César Luis Ramírez Rojas, fue el último presidente y el más conocido en Río Negro al quedar involucrado en la causa por presuntos de pagos de coimas a funcionarios provinciales. Finalmente, Ramirez Rojas fue sobreseído.

Nuevo gerente

El nuevo grupo empresarial designó como gerente general a Guillermo Martí, que ya se habría reunido con las autoridades de Altec y de Lotería de Río Negro. Tecno Acción emergió, se desarrolló y continúa con fuerte relación al Estado de Río Negro.
Esa firma tiene un contrato exclusivo con Altec, que le permitió acceder a contratos directos con la Lotería de Río Negro y otras provinciales por la condición de sociedad del Estado. Esos convenios se direccionaron a privados ya que Altec cedía el negocio operativo contra una comisión a su favor.
El convenio original exigía que todos los contratos de Altec fuera manejados por Tecno Acción. En el 2005, ya con la conducción de Graciela Di Biase, ese contrato se reformuló y ambas partes se liberaron de futuros contratos pero quedaron ligados por los acuerdos anteriores.

Pero López tiene algunas “perlitas no contadas también”:

Blog NyC´S (2 de Febrero de 2007)

“…Seguramente la denuncia dormirá por los siglos de los siglos en un cajón del Juzgado Federal de Comodoro Rivadavia, pero lo cierto es que un vecino cansado de las irregularidades se atrevió a denunciar a uno de los mas grandes amigos del propio Presidente de la Nación. Se trata de Cristobal López y la denuncia presentada ante el Ministerio Público Fiscal contiene la fecha 27 de octubre del 2006. Rubén Omar Martínez denuncia irregularidades que ha venido detectando desde hace 5 años atrás en las salas de juegos de Casino Club de Comodoro Rivadavia, Caleta Olivia, Río Gallegos y Las Heras. Más precisamente Martínez hace referencia a la famosa ruleta y expresa que es un sistema totalmente fraudulento y tramposo, y se basa en una serie de fundamentos que pudo comprobar – según el denunciante – personalmente…”

El rumor daba cuenta de un aporte de 1 millón de pesos por parte del propietario del Casino Huemelén para la campaña de Jorge Sapag….bueno es sólo un rumor de un tipo con whisky en mano…

Identikit de Cristobal Lopez:

Nacionales Cristóbal López El Señor Casino le pone fichas a la nacionalización de YPF

Cristóbal López, el petrolero amigo de Kirchner, entró en la carrera por YPF. Caja, contactos financieros y experiencia técnica para sumarse a los candidatos.

“…El plan para renacionalizar YPF en manos privadas acaba de sumar un candidato del riñón: Cristóbal Manuel López.

El interés, en este caso, es mutuo. Por un lado, goza tanto de la simpatía presidencial como de la de distintos niveles del Ministerio de Planificación.

Por otra parte, López está interesado en pegar un golpe de timón a sus negocios, dejando de lado su imagen de empresario ligado a los juegos de azar para crecer como productor petrolero.

“Se va a desprender de los casinos más conflictivos, para apostar sus fichas al upstream (exploración y explotación de petróleo)”, revela una fuente del sector.

El primer gran paso en esta dirección lo dio en noviembre pasado, cuando se adjudicó la explotación de 43 zonas gasíferas y petroleras en Brasil. Una licitación internacional que le ganó a Repsol-YPF, Esso, Shell y Total ofertando u$s 300.000 y con un compromiso de inversión de u$s 3 millones en cuatro años.

Números pequeños para la industria petrolera, pero que se suman a otra licitación ganada hace poco tiempo por los campos petroleros Pampa María Santísima (Oeste y Este), ambos de Chubut.Por ahora, los juegos de azar son el negocio que más facturación aporta al grupo de López, aunque su participación en Casino Club S.A sea del 30%. Pero también es cierto que reina la diversificación: transporte urbano de pasajeros (en Comodoro Rivadavia y Neuquén Capital), medios de comunicación (diario El Patagónico y un canal de televisión), agroindustria (fuerte presencia en aceite de oliva), recolección de residuos, servicios y producción en petróleo, entre otras actividades.Por estos días, su negocio más famoso es el Casino de Rosario, un proyecto que ganó ofreciendo invertir $ 449 millones en la zona sur de esa ciudad.

Allí, López promete levantar un hotel cinco estrellas, construir un centro de convenciones, instalar 2.000 máquinas tragamonedas y 50 mesas de bingo. De todas maneras, viene sumando puntos en el mercado petrolero. Además de los exitosos antecedentes en Brasil y Chubut, a fin de mes podría confirmarse que ganó Jachal, un área petrolera de San Juan por la que ofreció $ 8,5 millones, un millón más que YPF.

Esta licitación es todo un síntoma de los nuevos tiempos petroleros: en octubre del año pasado se decía que las licitaciones de San Juan estaban armadas a la medida de Repsol YPF, mientras que ahora la primera de ellas está a punto de ser ganada por el petrolero K.Los detractores de López señalan que, en 2005 abarcó menos del 1% de la producción nacional de hidrocarburos.

En cambio, quienes prefieren ver la película futura en lugar de su foto actual señalan hacia el pasado la importancia de haber ganado la licitación en Brasil y hacia el futuro sus posibilidades financieras y la llegada directa al presidente de la Nación. Su capacidad financiera para comprar YPF no está en duda. Desde la explotación de casinos y máquinas tragamonedas en casi diez provincias (Santa Fe, Misiones, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Capital Federal, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego), hasta los servicios de transporte de pasajeros o recolección de residuos, el grupo de López se destaca por la liquidez de sus negocios.

Si además le hace falta un financista de gran porte, ya lo tendría: Jorge Brito, del Banco Macro Bansud, quien hace una semana declaró en FORTUNA: “Si viene un grupo nacional a plantearme que lo ayude a financiar la compra de YPF, puedo hacerlo. Si alguien tiene un tramo del dinero y le falta otro, puedo conseguir un crédito puente”.En definitiva, la candidatura de López a YPF cuentaría con el visto bueno de Kirchner, la financiación y sus propias ganas. ¿La opinión técnica? “Comenzó brindando servicios a la industria y se transformó en uno de los proveedores más prestigiosos. De la misma forma empezaron petroleras que hoy son grandes, en lo que constituye una evolución lógica en el sector”, comenta una alta fuente de la secretaría de Energía. “Dos ejemplos de esto –agrega– son Bridas y Pérez Companc, que actualmente son la segunda y tercera productoras del país, a través de sus continuadores Pan America Energy y Petrobras, respectivamente”.

ORO ESCASO. Como ya se hizo en Edenor y Telecom, el gobierno busca para YPF socios locales que garanticen dos condiciones básicas: eficiencia en la operación y alineamiento con las políticas estatales. Las dos tienen, en el fondo, un gran objetivo básico: la recomposición del nivel de reservas gasíferas y petroleras que en los últimos años bajó de modo exponencial y hoy se encuentra por debajo de los 10 años en ambos casos.

La situación es tal que, entre los privados, sólo se difiere acerca de la fecha, pero no sobre la inevitabilidad de importar crudo para satisfacer la demanda nacional.

“En cinco años, la Argentina tendrá que importar petróleo”, sostienen en el sector. También hay pronósticos más dramáticos que apuntan al 2007, el próximo y electoral año, como el momento en el cual se derrumbará el mito nacional de la autosustentabilidad energética.

El problema –se evalúa en ámbitos oficiales– es que, al importarse el crudo, será difícil mantener los precios del combustible al público entre $ 1,50 y $ 2 por litro (gas oil y nafta, respectivamente). Para no echar nafta sobre el fuego inflacionario, la administración K apuesta a su fórmula clásica: mantener las tarifas gracias al diálogo con empresarios “amigos”.En este sentido, Cristóbal López caería como anillo al dedo.

Su petrolera Oil M&S está lejos de las grandes, que sólo buscan ganancias de similar tamaño, e incluso de las PyMEs que le sacan el jugo a yacimientos maduros, como la recién llegada Apache, o varias compañías de origen canadiense. Tanto por vocación de crecimiento como gracias a sus posibilidades financieras, Oil M&S puede aportar lo que hoy falta en la industria petrolera local: exploración.Su facturación anual ronda los u$s 42 millones, y cuenta con 1.400 empleados.

“El trabajo de exploración, de búsqueda y de las primeras inversiones se hace a través de las PyMEs. Recién cuando se descubre algo importante aparecen las grandes empresas”, señaló Carlos Fabián De Sousa, vicepresidente y dueño del 30% de Oil M&S (el restante 70% es de López y su esposa) a FORTUNA, el 14 de noviembre último.

En la búsqueda de “algo importante”, Oil M&S ya se presentó en Brasil, San Juan y Chubut, como también lo hará en Santa Cruz y Salta (donde se prevé encontrar buenas reservas de gas). El problema, para confirmar esta hipótesis, es que la Argentina es un país “geológicamente maduro”, como llaman los especialistas a territorios con yacimientos muy explotados y poco por descubrir.Las opciones, frente a este panorama, son dos: descubrir yacimientos en el Mar Argentino (off shore) o mejorar el rendimiento de las áreas continentales actualmente en producción (on shore). La posibilidad off shore es una incógnita que sólo podrá develarse con grandes inversiones, aquellas que ya prometieron realizar YPF y Petrobras junto a ENARSA, que posee la titularidad de las cuencas marinas.

Esas inversiones son casi imposibles de realizar para Oil M&S, pero Exequiel Espinoza –titular de ENARSA– le abre otra puerta. “Tienen buenos antecedentes en producción y también como proveedores de servicios. Si ENARSA descubre yacimientos off shore, los proveedores argentinos tendrán prioridad.

En el 100% de los servicios que puedan ser cubiertos por empresarios argentinos, no tenemos por qué aceptar compañías del exterior”, señala el presidente de la petrolera estatal.

Espinoza conoce a López desde sus tiempos en YPF, cuando el empresario proveía a esa empresa. Más adelante le tocó ser su autoridad regulatoria como secretario de Hidrocarburos de Chubut. De una y otra experiencia, el titular de ENARSA recuerda a López con buenas referencias: “Como productor también tiene experiencia acumulada y con alto grado de eficiencia. Pero no es el único ejemplo; hay varios empresarios regionales con un perfil parecido”, señala Espinoza.

Según diversas fuentes del sector, es el tipo de productor petrolero apropiado para la nueva etapa: sin aversión al riesgo, con vocación por invertir en áreas maduras y que acepte ganancias más moderadas que el precio de u$s 70 el barril. Un perfil que, a su vez, se ajusta a las áreas que Repsol YPF puede perder por voluntad propia o del gobierno.

“El problema argentino es que la explotación mayoritaria se da en yacimientos que descubrió YPF. Desde su privatización se exploró poco y se perdió la costumbre de sumar reservas 20% superiores a las que se habían consumido”, comenta un especialista. “De esta manera –agrega–, si un área de concesión tiene 100 kilómetros cuadrados, sólo se extrajeron hidrocarburos en los 20 km2 con existencia probada, pero no se exploraron los 80 km2 restantes con reservas posibles”.En la secretaría de Energía piensan parecido y señalan a esta tendencia como posible causa de rescisión si no se llegara a un acuerdo.

“La Ley de Hidrocarburos exige una administración eficiente de los recursos, y pide que las áreas sean explotadas en el total de su extensión”, destaca una alta fuente de Energía. “Por eso –concluye–, hay áreas que podríamos recuperar inmediatamente, como por ejemplo Loma de la Lata”.

El proceso, en ese caso, puede ser administrativamente complejo y largo, pero su inicio depende sólo de ejecutar una voluntad política que cada vez va tomando fuerza…”

Lucio Di Matteo (para la Revista Fortuna)

Anuncios