NEUQUÉN (AN).- El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) arroja por día más de 30.000.000 de litros de residuos cloacales crudos al Limay, a raíz de la saturación de la planta de tratamiento Tronador. Así lo demostró un estudio de impacto ambiental realizado por la Universidad Nacional del Comahue y retomado por la consultora Treec para determinar la viabilidad del proyecto urbano del Paseo de la Costa…(http://www.rionegro.com.ar/diario/2007/10/15/200710r15s01.php)
Nos sólo se contamina el agua en la provincia del petróleo y lugares bendecidos por el dios naturaleza, sino que su clase política está más preocupado en mantener un sueldo de diputado o concejal, que en mirar como sus hermanos se contaminan con la inoperancia gubernamental y el efecto calentamiento global.
Pablo Romero de la Comunidad Mapuche Felipin, señalaba en el día de ayer en el programa televisivo Código Z, lo siguiente: “El problema de la muerte de los animales por la sequía, se debe a que el clima cambió con esto del calentamiento global…pero el gobierno no entiende o no quiere entenderlo, lo mismo que con la contaminación petrolera en nuestros territorios que matan gente y animales…”
Las comunidades mapuches, de la región centro, lo manifestaron con absoluta claridad al mismo tiempo que Al Gore se llevaba el Premio Nobel de la Paz, precisamente por su campaña de concientización sobre este flagelo climático provocado por la desidia y falta de valor humano de los gobiernos: http://www.elmundo.es/elmundo/2006/10/26/ciencia/1161878605.html
En Neuquén no está Al Gore, ni tampoco funciona la ONU , pero con seguridad tenemos la misma práctica de comportamiento global estupidizado ante los problemas ambientales…
* Fotografía Diario “Río Negro”
Anuncios