“…La cooptación de ámbitos estratégicos del Poder Judicial en la Provincia de Neuquén por parte del poder político resulta ostensible.
El actual gobernador (Jorge Sobisch) designó funcionarios fuertemente ligados al partido de gobierno en los máximos cargos de conducción.
Las consecuencias de ese avance son graves porque se trata de un poder sometido a la voluntad política de un solo hombre, lo que desvirtúa el principio de división de poderes que le da sentido y entidad a la República…”
Esta es la Justicia imperante en una provincia, que no es Chiapas ni el Mato Grosso, según un informe de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia.
Es también una campaña presidencial cuyo valor supera, en estos tres últimos años, a más de 150 millones de pesos (sin contar la publicidad encubierta del Estado neuquino), y que es llevada a cabo por un Gobernador que cobra no más de 5.000 pesos, y posee un comercio de impresión gráfica que factura menos de 300.000 pesos por mes.
¿Cómo es posible entonces semejante derroche de dinero e impunidad en el manejo del poder?
No cabe duda que siguiendo el razonamiento de los gobiernos pos-globalización, en todo el mundo y particularmente inagurado en la era del Menemato en la Argentina:
“HAY QUE PONER DINERO EN MEDIOS Y COMUNICADORES SOCIALES PARA DECIR LO QUE EL PODER QUIERE…SI NO RESULTA ASÍ; HAY QUE COMPRAR EL MEDIO…Y SI ESTO NO RESULTA, ENTONCES HAY QUE ASOCIARSE AL MISMO…”
La práctica en Neuquén es tan perfecta como la publicidad oficial que coloca a la primera ciudadana (Candidata a la Presidencia) transmitiendo por señal nacional (Canal 7 ) los discursos de campaña a un valor incalculable y solventado por todos los argentinos.
Salvo el diario “Río Negro” (en la excepción de sus periodistas mucho más que su propietario), la Cooperativa de periodistas 8.300, los blogs independientes como este, y algún que otro periodista distraido, y no pago por fondos de publicidad oficial nacional: Neuquén es de Sobisch, tanto como el MPN (partido provincial) es a la historia de la provincia por más de 50 años.
Los trabajadores de Vialidad Provincial van a la ruta a cortarla por tiempo indeterminado, no por la negativa a generar un aumento en sus salarios (esto podría ser el mejor ejemplo de la soberbia del poder), sino porque se sienten “traicionados por las autoridades del partido que ayudaron a votar antes por Sobisch y ahora por Jorge Sapag”.
De la misma manera los más importantes dirigentes gremiales de la combativa, e insoportable para el gobierno, Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) fueron afiliados al partido provincial y algunos de ellos todavía figuran en los padrones del MPN.
El paro Nacional de CETERA, por el pedido de juicio y castigo a los asesinos (intelectual y material) de Carlos Fuentealba, encuentra al gremio de ATEN con su conducción regional independiente y en algunos casos pertenecientes a partidos de la oposición, pero sorprendentemente a la mayoría de sus afiliados pertenecientes al partido provincial.
Esta es la Neuquén de Jorge Omar Sobisch, pero también del próximo gobernador Jorge Sapag, quién fuera su ministro y vice gobernador en gestiones anteriores: ¿Qué Jorge cambió de opinión o de metodología de manejo del poder ?
Alguna vez, el lider de los Tupamaros; en la banda oriental, Raúl Sendic señalaba: “el río da muchas vueltas pero sabe a donde va…” para referirse a los finales de la Dictadura y el amanecer de la Democracia.
En Neuquén el río está contenido en un dique desde hace más de 50 años, pero las grietas que se generan en su estructura cada vez anuncian el destino de saberse hacia donde va…
Anuncios