Si uno ingresa a la página oficial de la Dirección Provincial de Vialidad se va a encontrar con un “gran vacío” a la hora de hacer click en la palabra “Objetivos de la Gestión Actual: Plan Vial”.

No debería ser algo casual o accidental, o como se señala comúnmente en el mundo cibernético: “se debe a que se cayó el sistema”. La realidad es que NO EXISTE tal plan vial u objetivos determinados por la gestión Sobisch que no sea mantener una maquinaria estatal (en recursos humanos y equipamiento) para el mantenimiento de los caminos provinciales (y algunos nacionales) y el factor más importante, y nunca explicitado: la maquinaria clientelística de operadores políticos partidarios en el interior de la provincia.
“Vialidad es un apéndice de la seccional del MPN….y esto lo saben todos los muchachos cuando ingresan a Vialidad.
Todos los cuadros intermedios del partido, sobre todo los profesionales que pasan por la administración pública son afiliados al partido, y en el interior de la provincia antes que una comisaria hay un puesto de Vialidad Provincial…
En Zapala con sólo hacer votar a todos los viales se ganaba una elección municipal….eso lo sabían todos los candidatos del partido provincial. Nosotros siempre fuimos los leales al gobierno en cualquier tiempo que fuera…” señalaba un viejo vial, que está próximo a su jubilación.
Esto es así desde el nacimiento de Vialidad Provincial y su distribución estratégica en la geografía provincial a través del COPADE cuando este existía en la década del 60 y 70.
La empresa CN SAPAG (propiedad de Carlos Natalio Sapag – hijo del ex-senador Elías Sapag, y hermano del actual electo Gobernador, Jorge Sapag) se fundó y enriqueció al compás de los contratos estatales para la realización de la pavimentación de los caminos provinciales.
Esta medida de fuerza de los trabajadores enrolados en un gremio como UNAVP, muchas veces adicto a los dictados del Gobierno y sus funcionarios de turno, nos retrotae a las medidas de fuerza de la gestión del ex-gobernador Felipe Sapag cuando el gremio lo presidia un conocido dirigente radical.
La medida logró por única vez, un paro total de los trabajadores, y la posterior disminución de la independencia gremial cuando se decide que el representante gremial sea miembro del Directorio de la empresa estatal.
Hoy el apéndice de la seccional del MPN está en rebeldía: Un dato no menor, y de una significación máxima si se mide en relación a los otros sectores de la administración provincial que dependen del único gremio contestatario al gobierno. El gremio de ATE.
Anuncios