“Luego de que el gobierno se negó a otorgar una suba salarial los trabajadores de la Dirección Provincial de Vialidad volvieron a la ruta por “tiempo indeterminado”.
Lo decidieron los agentes viales tras el fracaso de la reunión con los representantes del Ejecutivo quienes rechazaron de plano la posibilidad de otorgar un alza.
Mañana se reunirán en Zapala delegados de todos los distritos del interior para coordinar otros bloqueos simultáneos en Añelo, Chos Malal y San Martín de los Andes.
El corte en Zapala se mantiene a la altura del Cristo, a unos cinco kilómetros del acceso a la ciudad sobre la ruta nacional 22.
En principio, los manifestantes levantaban el bloqueo cada media hora pero en el transcurso de la jornada ampliaron el plazo…” (Agencia Zapala / “Río Negro”)
Es importante señalar que Zapala, nuevamente es el eje de la protesta neuquina de los trabajadores estatales, y centro operativo de la confluencia de los mismos a partir de este miércoles.
La idea será coordinar toda la protesta estatal, pero no descartando la social, que implica en el caso de organizaciones sociales y mapuches: El acceso a viviendas dignas y la potestad de la tierra.
Si se logra convinar todas estas manifestaciones, el cóctel será explosivo, y de consecuencias impredecibles.
Sobisch se enteró de esto en el día de ayer, mientras realizaba un reportaje en América TV, y respondía que en Neuquén su imagen positiva es de más del 60 %.
Mientras tanto Jorge Sapag, que prometió a los trabajadores viales, que cuando él llegue el 10 de diciembre al sillón de la calle Rioja ” les va a aumentar sus sueldos” comenzó a orquestar el “Plan despegue”.
Con seguridad la “información por destrás de la noticia” será la clave para poder seguir lo que comienza a pasar en Neuquén a pocos días de un paro Nacional de CETERA, y de las elecciones nacionales…
Anuncios