Según la información proporcionada por un familiar directo de los cadetes de la policía provincial, que están realizando cursos de capacitación, en la sede de la GEOP en Zapala (ubicado en el Barrio 25 de Mayo), y que legarían a un número de 40 jóvenes: En la tarde del día martes 25, tuvieron que ser trasladados a la guardia del Hospital Zapala, por encontrarse con sintomas de intoxicación alimenticia.

Según el relato de este familiar, que por ahora mantiene su anonimato, “los pibes llegaron y tenían un convenio con un restaurante conocido de la ciudad…allí comían bien, pero luego se realizó un convenio con este otro restaurante, a un valor menor, y ya llevan dos descomposiciones por la comida”.

La guardia del Hospital estuvo repleta de trajes oscuros con jóvenes de pelo corto, y mano en el estómago.

La información es un pequeño adelanto de lo que puede derivar en un escándalo mayor, o la punta del icemberg de algún costo menor en alimentación (en buen estado) para los futuros policías de nuestra provincia.

Según información extra-oficial la Dirección de higiene y Bromotología del Municipio ya tiene la denuncia y comenzó una investigación de oficio.
Anuncios