Domingo 09 de Septiembre de 2007 Edicion impresa pag. 12 > Regionales

Un año sin terapia intermedia en el hospital de Zapala


No está en funcionamiento porque le faltan los equipos necesarios. Las derivaciones son las que saturan el hospital de Neuquén.

ZAPALA (AZ).- La sala de terapia intermedia del hospital de esta ciudad cumplió un año sin ser habilitada oficialmente. La falta del equipamiento técnico necesario hace que su puesta en funcionamiento se postergue indefinidamente generando serios perjuicios para los usuarios del área de salud pública y para el sistema mismo.

De acuerdo a las estimaciones de los profesionales médicos del nosocomio zapalino, al menos el 40% de las derivaciones que actualmente saturan al hospital Neuquén podrían ser atendidas directamente aquí.

“Es una situación paradójica porque tenemos el espacio físico pero nos faltan las herramientas de trabajo”, explicó Eduardo Fuentes, director del centro de salud.

Los sucesivos reclamos administrativos hacia las autoridades de Salud no encontraron respuestas y la sala de terapia intermedia, por ahora, sigue siendo un sueño lejano para los vecinos del interior neuquino.

Las cifras oficiales demuestran que, si estuviera en funcionamiento ese área, se retendría al menos el 40 por ciento de las derivaciones que actualmente tienen como destino, en el mejor de los casos, el hospital Castro Rendón o directamente centros de asistencia del ámbito privado.

El diseño de la terapia prevista para el hospital zapalino prevé una serie de conceptos adicionales que la convertirían en un espacio enriquecido con respiradores y elementos de asistencia mecánica post quirúrgica con una capacidad muy cercana a la que en la actualidad cubren las salas de cuidados intensivos.

“Sabemos que recientemente el gobernador firmó un decreto por el cual se asigna 1.300.000 pesos para nuestro hospital y es por ello que estamos pidiendo que esos recursos se ejecuten antes de fin de año para que podamos finalmente poner en marcha nuestra terapia intermedia”, sostuvo Fuentes.

Si bien el esquema original prevé la incorporación de cuatro profesionales médicos y una decena de enfermeras para el funcionamiento de la sala, se confirmó que en las actuales condiciones podría ponerse en marcha en forma gradual reasignando temporalmente a parte del plantel del nosocomio.

Si bien no se manejan cifras oficiales con respecto al costo financiero que implica la derivación de pacientes hacia otros centros de la capital de la provincia, trascendió que el monto sería significativo.

En paralelo, los problemas para los familiares del paciente se multiplican al verse obligados a trasladarse a cientos de kilómetros de su lugar de residencia.

El reclamo de la puesta en funcionamiento del área de cuidados intermedios para adultos forma parte del planteo que varios sectores de la población ya explicitaron oportunamente.

La habilitación de este sector daría paso a un objetivo todavía más importante para el nosocomio como sería la creación de la sala de terapia intensiva que contemplaría además un espacio para neonatología.

Esta herramienta permitiría, según los registros oficiales del hospital zapalino, contener al 85 por ciento de las derivaciones absorbiendo los traslados de los principales centros de salud del interior provincial y minimizando el impacto de ocupación de camas en los nosocomios capitalinos.

* La nota es una resultante de “La salud de luto” denunciado por este medio en el año 2005.
Las denuncias, y la protesta de los trabajadores de la salud, lleva un tiempo “no menor a los 5 años…”

Anuncios